TIPS PARA LOS QUE LLEGAN POR
PRIMERA VEZ A BOGOTÁ


No podemos negar que la tecnología ha llegado para simplificar nuestro trabajo casi en
todas las áreas que nos podamos imaginar; pero claro, esto nos ha llevado a tener mucha
más gente sentada frente a un computador por largos períodos de tiempo al día, con una
falta de movimiento y actividad física alarmante, derivando a que nuestra musculatura se
debilite y tensione, afectando la columna vertebral y por ende nuestra calidad de vida.

Lo sabemos, cada vez es más difícil alejarnos de los dispositivos digitales, estos ya son parte
de nuestra vida cotidiana, no solo en el trabajo sino también en el hogar. Han llegado a
simplificar muchas de nuestras actividades, pero también nos han llevado a una
dependencia no tan saludable.

Ya sea como propósito para el nuevo año o como un hábito de vida que deberías empezar a
practicar para el bien de tu cuerpo, hemos preparado una lista de 5 tips que puedes aplicar
en la oficina o en casa para evitar que tu salud te pase factura por no prestarle la atención
que merece.


1. Cuida tu postura
Si no puedes evitar pasar todo el día frente a tu computador, al menos debes tener presente
cómo hacerlo de una manera adecuada: la espalda y los brazos deben estar en línea recta,
formando un ángulo de 90 grados y con la silla regulada respecto al cuerpo y escritorio. Tus
pies deberán tocar el piso de manera justa, sin quedar con demasiado espacio debajo para
evitar la tentación de cruzar las piernas o relajar el cuerpo en la silla.

Ten presente que una computadora portátil posee un reducido tamaño, lo que te llevará a
incrementar el riesgo de una mala postura. Lo recomendable es no pasar frente a ellas por
más de 4 a 6 horas al día.


2. Ejercita tus ojos
Si es posible, pega una nota en tu pantalla que diga “¡Parpadea!”. Sí, así de importante es
tener esto en cuenta. Muchas veces la concentración en las tareas hace que nuestros ojos
olviden parpadear debidamente, generando resequedad. Recuerda que las lágrimas lavan la
superficie del ojo para mantenerlo húmedo y eliminar impurezas o microorganismos que
podrían dañar la córnea, generando una infección ocular.
En caso de ser necesario, puedes tener a mano gotas lubricantes.


3. Aumenta la letra y ajusta la luz de tu computador
Nuestras compañeras digitales de trabajo poseen nuevas y sorprendentes características
cada vez más novedosas, no solo para la productividad sino también para la salud.
Aumentar la letra de nuestros dispositivos ya es posible, simplemente accediendo a la
configuración del sistema, con esto lograremos que nuestros ojos se esfuercen menos.
Además, podemos moldear el color de la pantalla según la hora y el tipo de iluminación que
mejor nos convenga.


4. Usa la regla del 20-20-20
Una técnica fácil y sencilla de aprender y aplicar. Simplemente, cada 20 minutos, aléjate del
computador y fíjate en un objeto que esté a 20 pies (6 metros) durante 20 segundos. Esto
aportará un relax eventual a tu visión.


5. Olvídate del trabajo
Aunque no lo creas, pasar por largo tiempo frente al computador no es tan productivo como
imaginas. Muchas de las ideas para tu trabajo vendrán a la cabeza cuando menos pienses en
ellas. Aléjate de tu puesto de trabajo durante unos minutos, rellena tu botella de agua,
conversa con un compañero o ve por un delicioso postre. Este tiempo te ayudará a que tu
mente se reorganice mejor.

También te podrá interesar ¿Por qué necesito una oficina virtual?

Artículos relacionados

0 comentario(s)