TIPS PARA LOS QUE LLEGAN POR
PRIMERA VEZ A BOGOTÁ


Ya sea como un sueño de jóvenes universitarios, personas afines a quien conociste en tus
círculos profesionales o familiares que creen y apuestan por una maravillosas e innovadora
idea, el emprender entre conocidos parecería ser una manera ideal y motivadora para
trabajar, ya que puedes hacerte a la idea de que la cosas fluirán mejor al eliminar esa etapa
de desconfianza que se genera al entablar relaciones económicas con personas a quienes no conoces.

 


Pues no todo es color de rosa, muchas veces los principales errores en los que caemos al
emprender de esta manera es el exceso de confianza y la falta de comunicación; pensamos
erróneamente que no se necesitan poner las cosas sentadas en papel pues todos están
jalando hacia un mismo fin o propósito, pero te darás cuenta que mientras más avanza el
proceso de trabajo, con más trabas te hallarás; más aún si vienen tiempos de vacas flacas y
se toca el bolsillo de cada uno.


Trabajar entre amigos es posible, pero siempre dejando las cosas claras para evitar
inconvenientes y malos ratos que puedan terminar hiriendo o terminando la amistad, que
de seguro es lo que menos pretenderás. Aquí te dejamos una lista de tips que puedes
aplicar para que tu proyecto vaya viendo en popa.


1. Diferencia roles
Una de las cosas más comunes será toparte con que todos desean aportarle su punto de
vista a todo trabajo, proceso o departamento de la empresa, ¡grave error! Se deben

establecer roles de acuerdo a los conocimientos de cada persona, definiendo así mismo
límites sobre qué y cómo aporta cada uno.


2. Déjate guiar
Una mirada externa podrá darte nuevos horizontes o reescribir lo que se avizoraba como un
plan o proyecto infalible. Muchas veces nos guiamos por sueños propios y nos casamos con
ellos, lo cual ciertamente podría nublar otros aspectos. Una consultoría externa puede
lograr que veas las cosas desde una perspectiva diferente y más objetiva.


3. Definan ganancias
Inicialmente, casi todo proyecto necesita una inyección de capital para funcionar, y aunque
tus amigos o familiares comprendan esto, posibles reinversiones no estimadas podrían venir
a futuro y generar fricciones. Define todos los posibles escenarios de tu negocio para estar
lo más claro posible con la cuestión financiera. Es posible que tengan que prescindir de
ganancias al empezar para cubrir gastos, haz que esto quede claro.


4. Establece gastos
Ya sea que inicies en el garaje de tu casa o en una cómoda oficina rentada, debes dejar
sentado el porqué y el cómo de cada gasto. Piensa que todos han invertido y es su dinero el
que está en juego. Con el tiempo te darás cuenta lo importante de ser comunicativo con
cada detalle.


5. Optimiza en servicios y espacios
Rentar un espacio de coworking te brinda la posibilidad de obtener asesoría o destapar
nuevas ideas que le sumen a tu proyecto en una conversación entre las personas que
conviven allí; además, es una perfecta solución si estás buscando todos los servicios de una
oficina sin tener que recurrir a los gastos que esto conlleva, teniendo: servicios básicos,
mobiliario, limpieza, internet, etc.


6. ¡Diviértanse!
Los logros serán más satisfactorios pues serán compartidos entre personas con el mismo fin
y con un lazo de amistad ya formado. Verás cómo la amistad crece junto con el negocio.
Si tu idea ya está en crecimiento o estás por iniciarla, en Workzone contamos con espacios
y servicios pensados por y para emprendimientos como el tuyo, contáctanos y encontremos
la mejor opción para tu empresa.

Related posts

0 comment(s)